Ciudad putrefacta

Salgo a la calle. Dudo hacia cuál lado
dirigirme. Da igual un sitio que otro.
Todas las direcciones se bifurcan
en incomodidad o aburrimiento.

Destrucción de la mañana. Nº13. José María Fonollosa.


Barcelona.
Ciudad putrefacta.
Pocas veces vengo ya. A mi ciudad secuestrada.

Cruzo unas calles del centro para una cita, para un encuentro.
Exaspera la cantidad de agotamiento que hay que superar para encontrar la luz de una conversación.
Mi ciudad ya está perdida. O quizás sea yo.

Pero no soy yo. Toda este gentío que me derrumba nada tiene que ver conmigo.
Masa dócil. Ensimismada. Repetitiva. Aburrida.
Sólo alguna mirada cruzada. Alguien aturdido. Como yo.

Busco aire. Me conformo con el metro.
Busco aquello que no cambia.
Busco mi infancia. Me busco a mi.

cherpi

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La via líquida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s